lunes, 11 de enero de 2016

Ese momento mágico...

...en el que Joe Fleishaker, ese actor de serie B que conocéis tú y cuatro gatos...
...aparece durante dos segundos en una película de Woody Allen alabada por los críticos.
Resultado de imagen de radio days woody allen
Nada, era eso nada más... me he sentido un poco friki al reconocerlo, pero... joder. También un poco orgulloso.

Y, por supuesto, que la radio se apague durante un minuto por David Bowie.

jueves, 24 de diciembre de 2015

Películas para ver en Navidad

Odio la puta Navidad. Me parece la peor celebración con diferencia, peor todavía que el vomitivo San Valentín. Es una fiesta que ha pasado de tener un sentido religioso (que, aunque no sea cristiano, aprecio) a tener un sentido comercial. ¡Y nosotros nos lo tragamos! A ver, si yo no regalara nada a mis seres queridos, ellos no tendrían por qué regalármelo a mí. ¡Y estaríamos todos igual! Y esa es otra: ¿por qué coño tengo que reunirme con mi familia todos los años? No tengo nada en su contra, pero me parece algo hipócrita teniendo en cuenta lo poco que nos vemos.
Estoy divagando. El caso es que no voy a recomendar las típicas películas en las que se ensalza la Navidad. Voy a recomendar unas en las que se ridiculiza totalmente para que los más cínicos podamos burlarnos de este sinsentido y soportar mejor esta era infernal. Poneos cómodos, que lo vais a necesitar:

Bad Santa

Empecemos con esta peli ya es un indicativo de lo que vamos a encontrar: una historia distinta y políticamente incorrecta... hasta cierto punto. Aunque al principio el protagonista se comporta de una manera completamente repugnante y se pasa por el forro todo lo que tendría que ser la Navidad, hay una evolución edulcorante como en otros muchos filmes. Así, se convierte en un producto intermedio que no termina de entusiasmar a nadie. De todos modos, que nos quiten lo bailao: es mejor que la media de películas de esta tema.
Sí, definitivamente no es la típica ñoñeria navideña...


Gremlins

Un clásico de Navidad en e que comprobaremos lo peligrosos que pueden llegar a ser los regalos. Con unas reglas muy sencillas que serán incumplidas de las formas más absurdas posibles, seguiremos a una familia que tendrá que sobrevivir a la terrible invasión de unos duendecillos que no son nada graciosos. Bueno, un poco sí, pero son letales. El humor impregna toda la cinta, pero también hay momentos dramáticos y algunos que rozan (sin alcanzarlo nunca) el terror. Lo dicho, un clásico.
¡No se los compréis a vuestros hijos!

Lobo: Paramilitary Christmas

Basado en el tebeo del mismo nombre, este corto muestra a un cazarrecompensas espacial que es contratado por el Conejito de Pascua para matar a Papá Noel porque está monopolizando las fiestas. Con un argumento tan absurdo y original, ¿qué podría salir mal? Pues nada. Este vídeo te proporcionará un rato entretenido y yo, que soy así, lo veo como una crítica al lado comercial de la Navidad.
Este no es el Santa de vuestros padres...

Rare Export: Un cuento gamberro de Navidad

Por la traducción al español (nunca lo suficientemente mala) parece que habrá más cachondeo del que realmente. Aun así, es útil para librarnos del azúcar propio de esta época. Un niño está obsesionado con la Navidad y con protegerse de esa figura aparentemente agradable que es Santa Claus. En su pueblo creen que son cosas de niños, pero pronto comprobarán que el chico tiene razón. Una peli bien hecha con un final raro y excelente.
¿Qué estarán mirando?

Misfits: Especial de Navidad

Vale, esto es un capítulo de una serie y no una película. Vale, tampoco es que se trate de la mejor serie del mundo. Pero sigue teniendo unos personajes entrañables y una trama descacharrante y políticamente incorrecta. Recomiendo ver la serie entera (las dos primeras temporadas son las mejores, empeora un poco en la tercera y recupera algo de la magia en las dos últimas), pero este episodio también se puede ver de modo independiente. En todo caso, una visión diferente de la Navidad y una crítica poco velada a la religión. Muy recomendable.
¡Que no! ¡Que no es esta imagen la que buscaba!

Los Simpsons: Grift of the Magi

Si hablamos de capítulos dedicados a la Navidad, no podemos olvidarnos de la (hasta nuevo aviso, aunque compitiendo muy de cerca con Twin Peaks) mejor serie de la historia de la televisión. Hay muchos, y la mayoría muy buenos, que podrás ver este año cuando los repitan por la tele. Sin embargo, me gustaría destacar este porque se burla más de esta fiesta. Como todos lo habrán visto, no diré nada más.
Este tampoco se lo compréis a vuestros hijos...



El día de la bestia

¿Que no es una película de Navidad? ¿Qué es el nacimiento de Cristo entonces, listo? En este filme de Álex de la Iglesia conocemos a un sacerdote con la misión de asesinar al Anticristo, que nacerá en Madrid. Para ello, contará con dos curiosos especímenes como escuderos. Esta comedia negra te hará reír, pero también te hará pensar sobre nuestra asquerosa sociedad y la hipocresía que impera en ella. Sin duda alguna, mi película favorita dentro de las que hablan de esta celebración, y una de mis españolas favoritas.
Y con el gran Álex Angulo, que nos dejó demasiado pronto.



Disfrutad de las discusiones por ver dónde se cena, del odio maquillado con una sonrisa, de la presión social que te obliga a comprar un regalo para luego recibir uno cuando cada uno podría haberse comprado el suyo, de saber que estás haciendo más ricas a las personas que te están jodiendo la vida y de soportar a los putos niños siendo felices, sin saber el futuro que les espera. Feliz Navidad.

viernes, 24 de julio de 2015

viernes, 26 de junio de 2015

Películas para ver en verano.

Sol. Crema. Agua. Fiesta. Coma etílico. ¿Qué tienen en común? Pues qué va a ser, que se dan sobre todo en verano. Estas vacaciones son unas de las pocas que realmente aprecio, ya que no están basadas en ninguna creencia estúpida ni en una estrategia de marketing. Tres meses, como cualquier otros, pero tres meses en los que se puede disfrutar de todas esas cosas que mencionaba antes. Está bien pensado, porque pasarse la PAEG con este calor ha sido una experiencia horrible: no quiero ni imaginar cómo sería pasar tres meses dando clase.
Y, bueno, si no tienes con quien pasar el verano (com... no, como yo no.Pues claro que no.), también puedes ver películas. Estas en concreto te ayudarán a animarte. Quizás no sea bueno porque si estás animado no buscarás gente, pero... hostia, quizás el cine sea perjudicial. Quizás se inventara para hacernos más retraídos. Es la única prueba que necesitaría un teórico de la conspiración estándar para montarse se película, nunca mejor dicho. Sea como sea, aquí van las películas ideales para ver en verano:

Los surfistas nazis deben morir

Otra obra maestra producida por la Troma. Cuenta la historia de la madre de Leroy, un chico afroamericano que es asesinado por la banda de neonazis que reina en las playas de un futuro postapocalíptico. Ella buscará su venganza contra estos bastardos que tienen nombres idénticos a los de los tiranos nazis del pasado, y no se detendrá ante nada. Película recomendable con algunas tetas y pectorales que harán las delicias de toda la audiencia, y que nos conciencia sobre uno de los problemas más graves de las sociedades modernas: los surfistas nazis. Por citar un aspecto negativo, el humor no es tan absurdo o escatológico como en otras películas de la misma compañía, pero se les perdona.
"¿Que es una mierda? ¡Te vas a enterar, niño!"

El bueno, el feo y el malo

¿Qué tendrá que ver el lejano Oeste con el verano? ¿Que tiene arena como la playa? No exactamente. Pero en verano, cuando nos da el sol en la cara, queremos seguir pareciendo tipos duros incluso cuando nos lloran los ojos. Para aprender a hacerlo, no hay mejor maestro que Clint Eastwood, y esta es la mejor película en la que ha actuado. Una carrera frenética por un tesoro oculto, con momentos memorables por parte del ya mencionado actor, del malvado Lee Van Cleef y del infravalorado Eli Wallach, también conocido como Tucco, también conocido como el mejor personaje de este filme. Después de verlo querrás irte a vivir aventuras al Oeste. Si estás muy interesado, en el desierto de Tabernas (¡en Andalucía!) se filmó. Pero puedes empezar entornando los ojos como Clint.
Así, así, así entornaba...

Mad Max 1 y 2

Si la anterior era un western, estas dos películas con trama continuada son un western moderno en unos Estados Unidos postapocalíticos. Max es un policía que en una de sus misiones acaba matando a Jinete Nocturno, un peligroso criminal. Lo que no esperaba nuestro protagonista es que los miembros de su banda acabarán vengándose de una forma brutal. Max tendrá que detenerlos mientras se va convirtiendo en el héroe de ese infierno. Mucho sol, mucha acción y buen manejo de los recursos que se tenían, sobre todo en la segunda. La película de acción del verano, aunque no sea de este verano.
¡Con el antisemita Mel Gibson! ¡Diversión para toda la familia!

Sharknado

Sí, Sharknado, la película revelación del 2013. Una de tantas producciones de Asylum, compañía especializada en plagios que tuvo un éxito inesperado con este largometraje.¿Por qué? Pues por su argumento disparatado, claro: un tornado lleno de tiburones amenaza una ciudad costera en la que un grupo de supervivientes tendrá que... bueno, sobrevivir. Sucede en una playa y te hará olvidar todos tus problemas, ¿qué más se le puede pedir a una película de verano? Pues unos protagonistas completamente planos, un valor artístico nulo y una forma absurda de acabar con la amenaza. ¡Y todo eso lo tiene! Es tan mala que es buena.
No hay más que decir.

Tiburón

Pero dejémonos de imitaciones y vayamos a la original. Esta película que dio a conocer a Steven Spielberg es una de las mejores películas de suspense (yo no la llamaría terror) que existen. Cuenta de una forma magistral la historia que hoy hemos visto hasta la saciedad: una costa se ve amenazada por un bicho gigante que devora a bañistas semidesnudos. Solo tres valientes podrán enfrentarse al peligroso monstruo marino. Al contrario que en Sharknado, esto podría suceder en la vida real, lo que hace que te la puedas tomar más en serio. Además, el director no nos muestra sus cartas desde el principio: tardaremos mucho tiempo en ver al animal, como debe ser. Sentó el precedente para una cantidad increíble de películas con monstruos marinos, cada una más sosa que la anterior. No todas fueron malas, cierto, pero ninguna está a su altura.
Y qué cartel...


Kung Fury

¿Cómo? ¿Que no la habéis visto todavía? ¿Qué hacéis con vuestras vidas, pobrecicos míos (si hay alguno)? Esta es sin duda la película del verano y, aunque no tenga nada que ver con la playa o el sol, sí es una de esas pelis veraniegas con las que no se tiene que pensar mucho pero se puede pasar un gran rato. ¿El argumento? Kung Fury, un policía con un gran manejo de las artes marciales por ser el elegido debe y que ejerce en un 1985 algo distinto al que conocemos, debe enfrentarse a su enemigo mortal: Kung Führer. Este es Adolf Hitler, que quiere obtener el poder de este héroe tras matarle. Para ello deberá viajar a la Alemania nazi (parece que tengo una extraña obsesión con los nazis... es preocupante.) y embarcarse en una aventura en la que hay vikingos, hackers, dinosaurios... ¡Y David Hasselhoff! Completamente divertida, y completamente irrepetible homenaje a los 80.
¿Cómo se puede molar tanto?

James Bond contra Goldfinger

Me despido con esta película, la mejor del agente 007 y una de las mejores de espías que existen. En esta ocasión, el agente británico deberá enfrentarse a Auric Goldfinger, villano con curioso nombre cuyo plan es apoderarse del oro de Fort Knox. La he seleccionado, además de por ser una cinta mítica con imágenes que ya han pasado a formar parte del imaginario colectivo, por las escenas iniciales que se sitúan en una piscina. Ideal para combatir el calor y para disfrutar de un filme que terminó de consagrar a la saga protagonizada por Sean Connery como una de las más importantes.
Kung Lao Wins!


Bueno, os recomiendo que disfrutéis de estas películas en los meses que tenéis, que aprovechéis el tiempo si tenéis menos y que tratéis de salir y conocer a alguien si estáis solos.
Es una etapa de optimismo, oportunidades, nuevas amistades, diversión... Vale, también de consumismo desenfrenado (intentad evitar esto), pero hay muchas cosas buenas. Disfrutadla, ordeñad la vida y sacadle la leche. ¡Qué coño, hacedle una paja! ¡Que son dos días! ¡Hasta otra!



martes, 31 de marzo de 2015

Películas para ver en Semana Santa

Semana Santa, época en la que los muertos se levantan y las películas de romanos invaden la televisión como su imperio hizo con los países que ocupó. Es una festividad importante para muchas personas, así que no abundan las películas con esa temática, o al menos no son tan cabronas como a mí me gustaría. Por eso, el material del que dispongo es mucho menor. De todos modos, he hecho un esfuerzo y he recopilado cuatro películas para ver en Semana Santa.

Espartaco

Ya, ya lo sé, es una peli de romanos como todas las de ahora. Pero no es una peli de romanos cualquiera, es la peli de romanos. Con un soberbio Kirk Douglas y un magistral Stanley Kubrick, viajaremos hasta los últimos días de la Roma republicana y seguiremos a un grupo de rebeldes que, mucho antes y mejor que el melenas de Braveheart, lucharon contra los opresores. Un masguotch en toda regla.
"¡A que te meto!"

Fist of Jesus

Sí, Fist of Jesus. "Es un corto", me dirás. "Cállate!", te diré yo. Tiene página en Filmaffinity, así que cuela. En esta peli, Jesucristo resucita a Lázaro, pero algo sale mal. Su amigo vuelve como un muerto viviente que causa un contagio que nuestro héroe tendrá que detener dando hostias consagradas con la inestimable ayuda de Judas. Tiene numerosas referencias a la Biblia y escenas absurdas, convirtiéndose así en perfecta para Semana Santa. ¡Y es española! ¡Apoyad al cine patrio!
Esto sí que es la sangre de Cristo...

Jesucristo Cazavampiros
"¡El cuerpo de Cristo!"


Como la anterior, pero mucho más. En esta cinta, el mesías se reencarna para salvar a las lesbianas del mundo del ataque de los vampiros. Todo en esta película de bajo presupuesto (cine de autor) es divertido y original. En realidad, no sé si se podría calificar de película: es más bien un chiste grabado y extendido durante hora y media, pero uno muy bueno. En el cóctel de elementos de la serie B (vampiros, científicos locos, lesbianas y la aparición estelar de... bueno, eso comprobadlo por vosotros mismos) es imposible no reírse. Es la blasfemia más divertida desde...

La vida de Brian

Yo lo sabía, tú lo sabías. Tenía que estar aquí. Y no es para menos: se trata de una de las películas más polémicas y divertidas de la historia. Los Monty Python en su mejor obra nos demuestran que no hace falta un desmesurado presupuesto para hacer una gran película que sigue vigente hoy en día. Aunque es cierto que hay algo de crítica, su función principal es simple y llanamente la de entretener. Eso es lo que los indignados no supieron ver, y algo que logra con creces. Una obra maestra que hay que ver en estas fechas. Y recordad, lectores...
"Always look on the bright side of life..."